¿Cómo prevenir todo tipo de violencia en el Perú?

2 set., 2019 - 3 min


En Perú, un total de 52,027 casos de violencia fueron reportados de junio a setiembre de 2018. De ellos, 14% (7,134) corresponden a víctimas adolescentes y 18% (9,469) a la niñez. De estos casos, 66% corresponde a niñas, en su mayoría adolescentes (43%), seguido de niños entre los 6 y 11 años (40%). La mayoría de casos registrados (41%) se trataron de violencia psicológica, seguido de violencia física (34%) y sexual (25%).

Hubo un incremento de 8.9% en los casos de agresiones sexuales contra la niñez en el 2017 a comparación del año anterior. En un 53% de los casos, el perpetrador era un familiar de la víctima. El resto fueron personas cercanas a la víctima (docentes, amistades, vecinos/as, etc.). Adicionalmente, Perú tiene una incidencia alta de feminicidio, con 293 casos o intentos registrados durante el 2015, donde 2.7% de dichos casos corresponden a niñas (6-11 años) y 14.5% a adolescentes (12-17 años). 

La violencia perpetrada contra la niñez se reporta significativamente por debajo de la realidad. Los motivos principales incluyen falta de un registro único, la deficiente coordinación intersectorial para abordar los casos presentados, la falta de reporte debido a que la violencia es aceptada culturalmente por muchos/as, especialmente cuando el perpetrador es un miembro de la familia. 

Diversos elementos, desde una falta de una respuesta adecuada de parte de los garantes de derechos, empezando por la pobre atención médica y psicológica, pasando por los procesos que re-victimizan a la víctima y que no le aseguran seguridad, hasta un sistema judicial disfuncional, perpetúan el bajo registro de casos.

La violencia también se experimenta en las escuelas, lo cual tiene un impacto negativo en el bienestar de los niños y niñas, y en su rendimiento en la escuela. De septiembre de 2015 a abril de 2018, 6,300 casos de violencia fueron reportados en las escuelas. De las víctimas, 47% fueron mujeres y 53% hombres. 

Las normas sociales promueven una cultura de violencia entre hombres. Treinta y nueve por ciento de las agresiones fueron cometidas por adultos contra niños/as escolares, y 61% ocurrieron entre los mismos escolares. La violencia se expresa física, verbal y psicológicamente, y luego sexualmente y a través de teléfonos celulares y la Internet, principalmente en la forma de bullying. 

Desde el 2011, una ley promueve un ambiente escolar armonioso sin situaciones de violencia y apunta a parar y sancionar el bullying en las escuelas. A pesar de esto, algunos docentes y autoridades educativas no apoyan la reducción de la violencia debido a una falta de entrenamiento relacionada con la identificación y respuesta ante casos de violencia. 

Mientras tanto, algunos profesores identifican la violencia como una práctica aceptable culturalmente, y otros temen que involucrarse los llevará a problemas legales o a convertirse ellas/ellos mismos en víctimas. Los y las docentes y el personal educativo son parte de una sociedad donde los roles masculinos se asocian a un dominio del poder sobre el otro.

Fuera de la escuela, los niños y niñas también se encuentran en riesgo. Las ciudades y áreas urbanas de Perú son particularmente peligrosas. En Lima, 35.6% de la población fueron víctimas de algún delito y 90.6% temen convertirse en víctimas de uno. 

 

Plan International - Prevención frente a la violencia - Niñas jugando

El número de delitos reportados en Lima se incrementó de 240,000 casos en 2013 a 350,000 casos en 2018. Además, de acuerdo a un estudio realizado por ONU-Hábitat, las adolescentes mujeres perciben Lima como una ciudad peligrosa y se sienten inseguras al usar el transporte público o al caminar en espacios privados. 

En lo legal contamos con dos importantes leyes: Ley 30364, ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar, promulgada el 22 de noviembre del 2015.  Y la Ley 30403: ley que prohíbe el uso del castigo físico y humillante contra los niños, niñas y adolescentes, promulgada el 29 de diciembre del 2015. Ambas leyes, permitirán articularnos de cerca con operadores sociales y de justicia con ocasión del proyecto para involucrarse activamente y buscar sostenibilidad a largo plazo.

Los proyectos de Plan International Perú tienen como propósito que las Niñas, Adolescentes y Jóvenes mujeres crezcan y se desarrollen en entornos libre de violencia y abuso sexual en zonas peri-urbanas y rurales de Cusco, Lima y Piura. 

El proyecto busca abordar aquellas condiciones que hacen que exista violencia en contra de las niñas, adolescentes y jóvenes mujeres, tanto en el entorno comunitario como en el familiar. También reconoce la importancia de desarrollar capacidades tanto en las niñas, niños y adolescentes mismos para que puedan identificar y tomar acciones de evasión ante riesgos de violencia.

 

Referencias:

UNICEF https://www.unicef.org/spanish/protection/57929_58001.html